Aceites Capilares

  • Aceite 100% Puro de Argán 60 ml

    El oro líquido de Marruecos, como se suele llamar al aceite de Argán lleno de generosas bondades, en su máximo esplendor. Nutre, hidrata, rejuvenece, calma y regenera, tanto la piel del rostro como el cabello. Y, además, como si fuera poco, un masaje con este aceite puro permite un viaje sensorial por las cálidas tierras del norte de África.

     

    Para qué sirve: Gracias a su alto contenido en ácidos grasos esenciales y vitamina E, proporciona al cabello quebradizo una firmeza y elasticidad visibles, reduciendo las puntas partidas, a la vez que proporciona una hidratación inmediata para la piel, logrando un aspecto más sano y brillante.

     

    Cómo usarlo: Verter unas pocas gotas en las manos y masajear delicadamente la piel del rostro, antes de aplicar la crema hidratante y del maquillaje. Para nutrir el pelo, hacen falta solo unas gotitas esparcidas con las manos a lo largo del cabello, en especial, las puntas.

     

    Ideal para todo tipo de piel y cabello reseco y sin vida.

  • Tratamiento Capilar Reparador de Aceite de Argán 30 ml

    Este concentrado proporciona un cuidado intensivo y profundo para cada fibra del cabello, renueva su apariencia, devolviéndole la luz y el movimiento que los agentes externos le quitan.

    Para qué sirve: la combinación de elementos nutritivos, como ácidos grasos esenciales, vitamina E y fitoesteroles nutren y humectan la superficie capilar, fortaleciendo las raíces y reduciendo el efecto de los radicales libres. El aceite de Argán también se utiliza antes y después de la exposición solar, ya que minimiza la acción de la radiación y evita la sequedad capilar.

    Cómo usarlo: Esparcir una pequeña cantidad a lo largo del pelo húmedo o seco y en las puntas. Para un extra de nutrición, agregar una cantidad similar a la máscara capilar, dejar actuar unos minutos y enjuagar con abundante agua.

    Ideal para todo tipo de cabello, especialmente aquel tratado, dañado y expuesto al sol.