Aceite de Monoi - Rituales de Belleza de la Polinesia

  • Aceite Trifásico con Monoï 200 ml

    Aceite corporal en tres fases, con textura ligera y agradable, que permite conseguir una piel tan suave y brillante como la de las polinésicas. Sus propiedades provienen del aceite de coco y de la flor de tiare, que conforman el Monoï, combinadas con el de jojoba y almendra, que destellan alegría al sol de las islas del paraíso.
    Para qué sirve: A partir del aceite de coco puro y la fragancia de tiare, ofrece también las bondades de la jojoba y la almendra, llenos de vitamina A y E, que hidratan y perfuman durante todo el día.
    Cómo usarlo: Agitar el aceite antes de usar, para que se mezclen las fases, y aplicar después de la ducha sobre la piel húmeda, mediante suaves masajes.
    Ideal para piel de normal a seca.

  • Bruma Corporal Frangipani & Black Vanilla 250 ml

    Loción con notas puras, pero exuberantes y sensuales de la rosa damascena, que seducen con encanto y a la vez es símbolo de inocencia y promesa de ternura del delicado aroma que se descubre mientras los pétalos se abren como un encaje.

    Para qué sirve: Proporciona fragancia y sensación de bienestar gracias a las propiedades de la rosa damascena, que revitalizan y refrescan la piel.

    Cómo usarla: Rociar una pequeña dosis en todo el cuerpo, a cualquier hora del día.
    Ideal para todo tipo de piel.

  • Crema Corporal Ultra Hidratante Monoï 250 ml

    Loción ligera como el aire, con aroma a la flor de tiare, la máxima expresión de una gardenia tahitiana. Esta crema se absorbe fácilmente en la piel de todo el cuerpo, dejándola suave e hidratada.

    Para qué sirve: El Monoï de Tahiti hidrata y suaviza la piel sin dejarla grasosa y ayuda a proteger la piel contra la pérdida de humedad que, junto con la manteca de karité, un ingrediente esencial de esta crema, ayuda a revitalizar y mejorar la tonicidad de la piel.

    Cómo usarla: Aplicar sobre la piel de todo el cuerpo, mediante un suave masaje.

    Ideal para: piel muy seca.

  • Crema Ultra Humectante y Reparadora de Manos Monoï 100 ml

    Crema de manos, intensamente hidratante y emoliente, que no solo repara la piel dañada sino que las convierte en los suaves y aterciopelados pétalos de la gardenia tahitiana.

    Para qué sirve: Suaviza, hidrata y nutre las manos más secas y expuestas a agentes externos, gracias al poder emoliente del aceite de coco y la fragancia de la flor de tiare.

    Cómo usarla: Aplicar una cantidad suficiente en la mano y masajear suavemente cn movimientos circulares y envolventes hasta que se absorba.

    Ideal para todo tipo de piel, especialmente la seca.

  • Elixir de Masaje Corporal Polinésico Monoï 200 ml

    Aceite de masaje, que contiene aceite de Monoï, reconocido desde siempre por sus virtudes rehidratantes y protectoras de la piel. Recuerda a las mujeres de las islas del paraíso quienes lo usan para relajar a sus hijos, dar un masaje sensual a sus parejas y entregarse a la delicia envolvente del aroma de flores de tiare de Tahiti y el brillo que sólo el sol y el Monoï pueden regalar.

    Para qué sirve: Regenerar y restaurar tejidos, devolver el brillo y entregar sensualidad a la piel, gracias al aceite de coco puro y a la fragancia del tiare que conforman el aceite de Monoï. Se usa frecuentemente en masajes de relajación y está recomendado para sesiones largas de tratamiento. Debido a su oleosidad, penetra profundamente a través de los poros de la piel.

    Cómo usarlo: Calentar el aceite en las manos y aplicar poco a poco en el cuerpo, dando un masaje suave desde los pies hasta la cintura y desde ahí al tronco, el torso, los brazos, el cuello…

    Ideal para todo tipo de piel, especialmente muy seca.

  • Exfoliante Facial Monoï 50 ml

    Un regalo desde la polinesia!

    Consigue una luminosidad intensa con este exfoliante suave y delicioso.
    Un gesto para lograr una piel radiante y hermosa: con sólo un masaje, la piel quedará limpia eliminando las impurezas de la tez y renovando su esplendor.

    ¿Cómo funciona? La textura de perlas de este exfoliante, enriquecido con polvo de madreperla, aceites vegetales y vitamina E dejarán su piel suave y flexible. La textura de perlas de este exfoliante, enriquecido con polvo de madre perla, aceites vegetales, Monoi De Tahiti y vitamina E dejarán su piel suave y flexible. Su delicado perfume a flores son una verdadera delicia.

    Modo de uso: Una o dos veces a la semana con su cara húmeda, aplicar una cantidad suficiente en la mano y masajear suavemente su rostro con movimientos circulares. Enjuague bien.

    Uso externo solamente.

  • Exfoliante para Manos y Cuerpo Monoï 200 ml

    Exfoliante a base de Monoï y arenas blancas, que consigue una luminosidad intensa y que convierte un pequeño gesto en la rutina de belleza en un resultado esplendoroso, dejando una piel radiante y hermosa. Sólo un masaje y la piel queda limpia, libre de impurezas y tan tersa como el perfil de una playa polinésica.

    Para qué sirve: A base de azúcar, arenas blancas y aceites botánicos, es un exfoliante que ayuda a descubrir el aspecto suave y radiante de la piel, limpiándola a fondo. El azúcar arrastra las impurezas, mientras que la arena blanca ayuda a iluminar la piel. Los aceites de coco y flor de tiare que conforman el de monoï ayudan a hidratar y suavizar las pieles más secas. Desde la cabeza a los pies, el suave aroma del frangipani transportan a los verdes y aromáticos valles de la Polinesia.

    Cómo usarlo: Aplicar un poco en todo el cuerpo y masajear suavemente con movimientos circulares, concentrando la acción en los codos, rodillas y talones. Enjuagar bien con agua tibia. Utilizar una o dos veces por semana.

    Ideal p ara todo tipo de piel, especialmente, la más seca y con imperfecciones e impurezas.

  • Gel de Ducha Monoï 250 ml

    Gel de ducha, cuya deliciosa fragancia permite un paseo sensorial por las exuberantes playas de la Polinesia. Con su delicado aroma a la flor de tiare, este gel de ducha sumerge en un mar de dulzura. Su textura se transforma en una espuma abundante y sedosa que proporciona una sensación de bienestar y protección.

    Para qué sirve: Su base botánica limpia suavemente la piel, dejándola suave y sin sensación de tirantez. Hidrata, repara y nutre, además dejar la piel con un reconfortante aroma a flores frescas.

    Cómo usarlo: Aplicar en todo el cuerpo durante la ducha, dando suaves masajes. Enjuagar con abundante agua.
    Ideal para todo tipo de piel.

  • Jabón Líquido para Manos Monoï 325 ml

    Gracias a su fórmula enriquecida con vitaminas y aceites vegetales, este jabón además de limpiar suavemente la piel sin resecarla, tiene virtudes suavizantes y reparadoras, dejándolas suaves y delicadas, con un suave aroma a flores frescas, que evocan con todos los sentidos al paisaje maorí.

    Para que sirve: Limpia, hidrata y repara, gracias a los componentes emolientes del monoï, que además dejan el halo fresco y perfumado a flores en la piel.

    Cómo usarlo: Aplicar en las manos húmedas con movimientos circulares y envolventes, y enjuagar con abundante agua.

    Ideal para todo tipo de piel.

  • Manteca Corporal Monoï 200 ml

    Sedosa manteca corporal enriquecida con el aromático aceite de Monoï, de Tahiti. Nutritiva y deliciosamente rica en aromas florales de la Polinesia, esta fusión trae una incomparable flexibilidad y suavidad a la piel, dejándola con un velo de luminosidad que dura todo el día transportando al cuerpo a las playas más paradisíacas.

    Para qué sirve: Suaviza, humecta y protege la piel, contribuyendo a mejorar la textura y la reparación de la piel. La manteca de karité, uno de sus ingredientes, hidrata y suaviza la piel al fundirse al entrar en contacto con la temperatura corporal.

    Cómo usarla: Aplicar generosamente sobre la piel del cuerpo y luego masajear suavemente.

    Ideal para piel de normal a seca

  • Manteca para Labios Monoï 15 ml

    Bálsamo humectante concentrado para los labios. Su textura cremosa se derrite en los labios previniendo la sequedad, dejándolos suaves y protegidos.

    Para qué sirve: La manteca de Karité, que contiene y que le da su consistencia densa, es un ingrediente ideal de belleza y posee un gran poder hidratante. El aceite de Monoï es utilizado por las mujeres de la Polinesia para ayudar a nutrir y proteger la piel de los labios, por sus propiedades emolientes y delicadas.

    Cómo usarla: Aplicar una capa sobre los labios antes del maquillaje labial.

    Ideal para todo tipo de piel, especialmente labios resecos. Puede usarse como brillo labial.