GUÍA PARA UNAS FIESTAS SALUDABLES

GUÍA PARA UNAS FIESTAS SALUDABLES

Esta es una época para celebrar con la familia, amigos y seres queridos. Son tiempos para regalonear y estar alegres. Pero el ambiente festivo también puede traernos algunos problemas como exceso de peso y estrés. Para evitar estos problemas y mantenerse liviano de cuerpo y mente hicimos esta guía, que incluye delicias festivas y saludables.

 

Te mostraremos cómo:

COMER saludable y con moderación

MOVER tu cuerpo, estirarte y aumentar tu ritmo cardíaco

DES-ESTRESAR y balancear tus emociones durante el caos de las fiestas.

 

Que todos sean felices. Que todos estén saludables. Que todos estén en paz esta temporada de fiestas y durante el próximo año.

 

COMER

Está claro que durante las fiestas, independiente de cómo celebremos, todos queremos comer. Estudios han demostrado que el adulto promedio aumenta entre medio y un kilo desde noviembre hasta el  Año Nuevo. Y aunque pueda parecer insignificante, es suficiente para ir sumando a lo largo de los años.

¿Cómo disfrutamos de las fiestas sin caer en la trampa del aumento de peso, sobredosis de azúcar y malas decisiones?

Atenerse a un plan de salud es importante. Sin embargo, privarse de ciertos alimentos puede tener resultados negativos. Comer restrictivamente puede llevarnos a atracones de comida así como a perder el gusto por los alimentos saludables al asociarlos con algo que “tenemos” que hacer.

Cuando sea tiempo de servir tu plato, come lo que sabes que te gusta, sin culpa, pero mantén este consejo en mente: Si hay platos pequeños, úsalos. Llenarás los más grandes sólo porque hay espacio disponible. Repetirse es mejor que comer más de la cuenta en la primera ronda.

Si estás probando algo nuevo, sólo toma la porción equivalente a un bocado.

Come algo antes de llegar para que no estés hambrienta al principio del festejo.

Si te encanta el postre de tu tía y aunque estás más que satisfecha, estás tentada a comer un segundo pedazo, te sugerimos que en vez de comer todo lo que puedas por miedo a no probarlo hasta el próximo año, le pidas que mande la receta por correo a toda la familia.

 

Reemplaza las bebidas alcohólicas con alternativas

Desde un punto de vista calórico, muchos desestimamos el número de calorías en un trago. El alcohol puede alterar tus niveles de azúcar porque le impide al hígado producir glucosa. Como resultado, puedes experimentar hipoglucemia, quedando más hambrienta.

 

El ayurveda considera al alcohol como una toxina que simplemente no cabe en una dieta saludable. Pero muchos toman en fiestas y reuniones para calzar en la escena social. Puedes permanecer en tu estilo saludable y ayurvédico reemplazando los tragos con alternativas no alcohólicas.

 

En una copa de vino, llena dos tercios con agua con gas, un tercio con jugo de arándanos y una rodaja de limón. Puedes hacer lo mismo en un vaso y la gente pensará que estás tomando vodka y jugo de arándanos.

 

MOVER

El estrés y la fatiga son invitados de piedra comunes a estas celebraciones. El estrés te puede acompañar mientras cocinas y decoras tu casa para una fiesta o comprando en un mall lleno de gente. Se puede manifestar como molestias, dolores e insomnio.

Puedes ganarle a la tensión y la fatiga inevitable que causa en tu cuerpo, estirándote y alentando el movimiento saludable y restaurativo. Disfruta aprendiendo una secuencia de yoga gentil que te ayudará a relajar, recargar y restaurar tu mente y tu cuerpo durante toda la temporada.

 

Mantén un plan de ejercicios

Las juntas de fin de año usualmente consisten de estar sentados, conversar, tomar y comer más. Después de un rato de conversación, las piernas quieren moverse. La comida está en el buffet y partimos a buscar algo que en realidad no queremos.

 

Este año, prueba una de estas actividades con la familia para reducir las caminatas a la cocina:

  1. Anda a caminar por 5-10 min después de cada comida para ayudar a la digestión. Aumenta el tiempo de esa caminata a 15 min para ayudarte a bajar los niveles de azúcar, especialmente después de haber comido dulces.
  2. Corre las escaleras de tu casa
  3. Organiza una sesión de yoga familiar
  4. Haz una caminata familiar
  5. Lleva un juego de salón a la reunión familiar. Aunque estés sentada, puedes tener unos momentos de excitación y victoria. Además, es mejor que sólo comer.
  6. Lava los platos
  7. Anda en bicicleta
  8. Patina
  9. Baila
  10. Camina por el barrio o el mall para ver las decoraciones

 

DESESTRESAR

El 90% de los norteamericanos indicó que se siente estresado durante las fiestas y 24 por ciento experimenta dificultades con miembros de su familia. Para muchas personas, esta época pueden gatillar sentimientos de ansiedad, desilusión e incluso pavor. En lugar de saborear el tiempo con la familia, la temporada trae malos recuerdos, obligaciones financieras, visitas a familiares disfuncionales y tradiciones familiares que ya no divierten a nadie. Y, aunque se supone que las fiestas sirven como un tiempo de descanso y relajación, muchos dirían que para ellos es lo opuesto. Si estás buscando maneras de reducir el estrés festivo y crear recuerdos cálidos y pacíficos con tus seres queridos, sigue estos consejos:

Mantén tu rutina

En la medida de lo posible, mantén tus típicas rutinas de sueño, alimentación y ejercicio. Tu vitalidad puede verse disminuida por cambios en tu rutina, lo que puede traer sentimientos de ansiedad o irritación. Hacer tiempo para uno mismo ayudar a permanecer tranquilo y centrado, independientemente de lo que las otras personas digan o hagan.

 

Haz pedidos claros

Por lo general tu familia no sabe lo que es importante para ti amenos que lo vociferes. Si quieres dar las gracias antes de una comida, simplemente pregunta “¿Les importaría si doy las gracias antes de comer?” Indicar claramente tus necesidades, puede ayudar a reducir la tensión y a desarrollar lazos familiares. Alienta a tu familia a hacer lo mismo, ya sea creando límites claros alrededor de temas que son discutidos, consumo de alcohol o duración del encuentro.

 

Practica la gratitud

La gratitud es una fuerza poderosa que puedes usar para expandir tu felicidad, mejorar tu salud y —lo adivinaste— ayudarte a manejar el estrés.

Varios estudios científicos han descubierto que la gente que se enfoca conscientemente en la gratitud, experimenta mayor bienestar emocional y salud física que aquellos que no.

Organiza un tiempo donde tu familia se siente a compartir lo que aman de las fiestas.

 

Sonríe

Nadie puede negar la conexión mente-cuerpo. ¿Pero, cuánto poder tiene el cuerpo sobre la mente? Se ha descubierto que incluso una sonrisa falsa puede ayudar a manejar el estrés. Así que, si estás buscando una salida para el estrés, necesitas sonreir más.

Organiza una foto familiar o asegúrate de tener tu cámara a la mano cuando todos lleguen al principio de una comida, reunión o fiesta. Captura los primeros abrazos, pide las mejores muecas y registra esos preciados momentos. Puedes revisitarlos en invierno para acordarte de lo buenas que pueden ser las fiestas de fin de año.

 

Haz del sueño reparador una prioridad

El descanso de buena calidad es uno de los pilares de una vida saludable. Al ritmo del sol poniéndose y los pajaritos volviendo a sus nidos, deberíamos también nosotros irnos a dormir temprano, idealmente antes de las diez si eres madrugadora. Si no lo eres, intenta acercarte a las diez p.m. adelantando tu hora de irte a dormir 15 minutos cada noche. Ésto te dará tiempo para disfrutar la calma de la naturaleza en la mañana, lo que reduce el estrés festivo.

Comparte este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *